#TendenciasMúsica

El videoclip de Bad Bunny contra el Dios de Almighty

Hace escasos días, el artista Bad Bunny mostró uno de los visuales que forman parte de su ultimo disco “X100PRE”. Éste daba a mostrar el videoclip del tema “Caro” que ha sacado a la luz una polémica que quizá podamos tildar de que huele un poco a rancio. Esto es así, porque justo después de sacar el clip, el “artista” y compañero de profesión Almigthy, le dedicó un video en el que se le veía a él dirigiéndose a Bad Bunny en el cual le decía que dejara de promocionar la homosexualidad, ya que eso haría que el resto de personas pudieran tolerarla y así se alejarían del camino de dios. Unas declaraciones que dejan mucho que desear al público tanto de la música urbana como fanbase de este, “artista”.

En el clip antes nombrado nos encontramos como desde el comienzo se puede ver al “conejo malo” sentando mientras le están realizando la manicura. Con este simple hecho sólo al comenzar Bad Bunny nos muestra su fuerte compromiso con la ruptura de roles de género, aunque eso ya nos los ha ido mostrando en su corta pero prolífica carrera musical. Tras esto una persona de género femenino interpreta al artista en la mayoría del tiempo del videoclip dándonos a entender que el mensaje que nos quiere transmitir con la letra es mucho más fuerte que cualquier diferenciación de géneros que pueda hacer el público. “Soy caro” es el concepto que quiere realzar este tema en el que en su visual da presencia a mujeres de tallas grandes, chicas trans o incluso personas de diversas capacidades.

El valor personal

Personalmente, dada mi vocación musical, mi agrado a escuchar la mayoría de música de género urbano y sobre todo, mi índole profesional dedicada a intentar mejorar las injusticias sociales, me parece de muy buen gusto el gesto que ha tenido Bad Bunny al intentar mostrarnos esa realidad subyacente para algunas personas actualmente como lo puede ser Almigthy. Estas imágenes con el acompañamiento de la frase “SOY CARO” tira por la borda cualquier argumento creado para la ostentación o la publicación del odio. Es un disparo lleno de normalización hacía esas mentes con pensamientos anticuados, que no son capaces de aceptar que en la misma tierra donde ellos pisan, pisamos todos, con nuestros defectos y virtudes y que eso nos hacen mucho más humanos, que es el punto principal del que debería nacer cualquier pensamiento que aleje o desprecie a cualquier persona.

Voy a intentar hacer un poco de autocrítica, puede ser un defecto personal, pero me parece intolerable esta serie de pensamientos generados por y para el odio y ajenos a toda empatía posible. Veo como una pérdida de tiempo y un retroceso en la sociedad seguir pensando de una manera autoritaria y en la que el sufijo -fobia puede ir tras cualquier adjetivo atribuido a este tipo de personas. Mucho más dada la situación actual en la que con el paso del tiempo las personas buscan esa identidad que los diferencie, ese pequeño gesto o manera de ver la vida que las distinga del resto de personas. Debemos aceptar la diferencia para así poder tener unas ideas más sanas, y menos violentas, sobre todo, hacia nosotros mismos.

Conclusión

“¿Por qué no puedo ser así? ¿En qué te hago daño a ti? Solamente soy feliz”. Esto es lo que escribe Bad Bunny en el interludio de este mismo tema acompañado de la voz de Ricky Martin de coral y con el que quiere reforzar aún más el concepto del tema principal. Y totalmente de acuerdo, si nosotros pensáramos mucho más en nuestra similitudes que en nuestros defectos estoy seguro de que la vida nos iría, como poco, más simple y llevadera.

Para finalizar, decir que me agrada muchísimo que aunque en justa medida pero cada vez un poco más, la música urbana no ha dejado de tener ese gen social de dónde se creó. No podemos olvidar de donde viene este género y creo que ha sido un paso importante en la música el hecho de que la era audiovisual haya llegado tan intensamente que ya no sólo a través de una letra musical, sino que a través de una buena historia contada en un videoclip se pueden (y se deben), transmitir realidades sociales que gracias a la potencia y alcance de algunos artistas que se atreven a realizarlo pueden verlo y preguntárselo muchas más personas.

Related posts
#Tendencias

La moda vintage, una nueva forma de coleccionismo.

CulturaMúsica

La sobreexposición mediática de los artistas de la actualidad

Suscríbete para mantenerte informado de las últimas noticias

3 Comentarios

  • Bruno Simonetta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *